3 consejos de salud para el verano

Con el verano en pleno, temperaturas cercanas a los 40 grados centígrados en algunas zonas del país y la humedad a todo lo que da es tiempo de hacer un alto para replantearnos qué estamos haciendo por nuestra rutina de salud y bienestar.

¿Cómo te estás alimentando? ¿Cuáles son tus hábitos en esta temporada? ¿Qué tanto cuidas tu bienestar? Si no tienes una respuesta concreta a estas interrogantes ha llegado el momento de hacer algo por tu salud y la de tu familia.

¡Toma el control de la situación y sigue estos consejos que preparamos para ti!

  1. ‘Aguas’ con el sol

Las altas temperaturas de la temporada favorecen el golpe de calor, una condición que puede poner en peligro la vida.

Se origina por el desequilibrio severo entra la ingesta y la pérdida de líquidos (deshidratación) y la exposición indiscriminada al sol. Se manifiesta mediante aturdimiento, náusea, vómito, dolor de cabeza, temperatura corporal elevada, piel y mucosas secas, así como respiración y frecuencia cardiaca aceleradas. De no tratarse a tiempo, puede dañar el funcionamiento del cerebro, corazón, riñones y músculos.

Para evitarlo, la Secretaría de Salud recomienda mantenernos hidratados, evitar la exposición al sol por periodos prolongados (especialmente entre las 11:00 y las 16:00 horas), vestir ropa ligera y de colores claros (usar sombrero, sombrillas y mangas largas), permanecer en lugares frescos o a la sombra y usar protector solar.

Asimismo, se aconseja hidratarse con suero oral de grado médico que contenga agua, glucosa y electrolitos. Estas soluciones están disponibles para niños y adultos. ¡Asegúrate que estén avalada por la COFEPRIS!

  1. ¡Muévete!

Si nunca te habías ejercitado, es el momento perfecto para empezar a hacerlo, por algo dicen cuerpo sano en mente sana. A este respecto, la Organización Mundial de la Salud recomienda que los adultos de 18 a 64 años dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien destinen 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana. La actividad aeróbica se practicará en sesiones de 10 minutos de duración, como mínimo.

Ejercítate en un horario en el que el calor sea menos intenso (evita hacerlo entre las 10:00 y las 16:00), utiliza ropa cómoda y cuida tu hidratación antes, durante y después de la actividad física.

  1. Vigila lo que comes

En la temporada de calor las enfermedades diarreicas son una constante. Son causadas por diversos agentes como virus, bacterias y parásitos, microorganismos que pueden estar presentes en agua y alimentos contaminados por falta de higiene en la preparación, mal manejo o inadecuada conservación.

Para evitarlas te recomendamos no comer en la calle (los alimentos suelen estar expuestos a la contaminación y tienden a descomponerse más fácilmente por las altas temperaturas), ser meticuloso en la preparación y preservación de tus comidas y observar medidas adecuadas de higiene personal (lavarse las manos antes y después de ir al baño y/o consumir alimentos).

En caso de diarrea rehidrátate con soluciones a base de electrolitos y glucosa y acude cuanto antes al médico.

¡Ahora ya lo sabes! Cuidar tu salud está en tus manos. Recuerda que cambiar de hábitos comienza con pequeñas acciones, así que comienza hoy. ¡Tu salud lo agradecerá!

Referencias

Recomendaciones mundiales sobre la actividad física para la salud, encontrado en:

https://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_recommendations/es/

¿Qué es el cáncer de piel tipo melanoma?, encontrado en:

https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-piel-tipo-melanoma/acerca/que-es-melanoma.html

Tratamiento de la diarrea, encontrado en:

https://www.paho.org/spanish/ad/fch/ca/tratamiento_diarrea_lr.pdf

Deja un comentario