¿Qué es la resaca y cómo tratarla?

La época decembrina está por llegar y, con ella, los días de celebración y fiesta. Algunos lo llevarán leve y quizá beban solo una o dos copas, pero otros tal vez se excedan en el consumo de alcohol con el consecuente riesgo de enfrentar al día siguiente la llamada cruda o resaca.

Esta condición ocasiona dolor de cabeza, mareo, náusea, vómito, deshidratación, dolor estomacal y muscular, debilidad, sensibilidad al sonido y a la luz, latidos cardiacos acelerados, irritabilidad y ansiedad, entre otros.

Ciertamente los síntomas no son agradables, pero más allá de ello debes saber que el consumo excesivo de alcohol mantenido a lo largo del tiempo afecta el hígado y el tracto gastrointestinal, así como el corazón y el cerebro, siendo la cruda las consecuencias más inmediatas y las fallas multiorgánicas las más tardadas en aparecer.

Pero ¿qué es exactamente la resaca? Los médicos la conocemos como veisalgia y es un síndrome derivado de la Intoxicación Etílica Aguda (IEA). Se manifiesta pocas horas después de la ingesta de bebidas alcohólicas en cantidad superior a la tolerancia individual.

A la fecha no hay un tratamiento específico para contrarrestarla, por lo que el único camino es evitarla o paliar las manifestaciones mediante algunos medicamentos para el dolor de cabeza, la náusea o la deshidratación, por ejemplo.

Si pese a este conocimiento bebes de más y experimentas cruda, es importante que te rehidrates cuanto antes. Para ello se recomienda beber suero oral de grado médico, el cual ayuda a restablecer el nivel electrolítico del organismo gracias al balance de sodio, potasio, cloruro, lactato, calcio, magnesio y glucosa. Estas bebidas deben contar con registro sanitario en su etiqueta.

¿Funcionan las recetas de la sabiduría popular? ¿Vale la pena comer alimentos picantes o bebidas rehidratantes caseras? Definitivamente no tienen fundamento científico, por lo que antes de invertir tiempo, dinero y esfuerzo en su elaboración es mejor que sigas el consejo médico y te abstengas de hacer cosas extrañas.

En este sentido es importante que sepas que si la resaca ocasiona sintomatología severa y la deshidratación es extrema, puede ser necesario acudir a un hospital para recibir una solución intravenosa, lo cual solo ocurre en casos excepcionales.

¿Qué hay con las bebidas energizantes? ¿Realmente funcionan en estos casos? La respuesta es no, pues sus ingredientes (tales como la taurina, tiamina y cafeína) pueden generar reacciones adversas.

Ahora que conoces este panorama, te recomendamos evitar o limitar el consumo de alcohol en estas fiestas que se aproximan. Recuerda que el consumo de alcohol no solo ocasiona enfermedades del corazón y del hígado (cirrosis hepática), sino que aumenta el riesgo de accidentes y lesiones.

A continuación, te comparto algunos datos que vale la pena tener en el radar en cuanto al consumo de alcohol en México:

  • Durante las festividades decembrinas el consumo de alcohol puede aumentar entre 30% y 40%.
  • La intoxicación etílica y la cruda o veisalgia son las principales consecuencias.
  • No hay tratamiento específico para la resaca, pero los síntomas pueden mejorar con hidratación adecuada.
  • La cerveza, el tequila y el whisky las tres bebidas favoritas de los capitalinos.
  • 63.8% de los mexicanos mayores de 20 años beben alcohol; hay mayor prevalencia en hombres.
  • Jueves, viernes y sábados son los días con mayor número de conductores alcoholizados.

Fuentes: Consulta Mitofsky, Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 y OMS.

*Especialista en Gastroenterología y Endoscopía.

Deja un comentario