Deshidratación infantil: aprende a identificarla

Esta temporada de calor, la deshidratación es un enemigo silente que amenaza la salud infantil. Se debe a múltiples causas, pero la más frecuente y temida son las enfermedades diarreicas, las cuales son la segunda mayor causa de muerte de niños menores de cinco años.

De acuerdo con la
Organización Mundial de la Salud, la deshidratación por enfermedades diarreicas ocasiona el 30 por ciento de todas las muertes de niños menores de cinco años en el mundo, lo cual es un llamado de alerta para prevenirla y conocer sus señales de alerta.

Un indicador relevante es la pérdida de peso. De este modo, en la deshidratación de primer grado (leve) observamos una disminución de entre tres y cinco por ciento del peso corporal; en la de segundo grado (moderada), de entre seis y ocho por ciento; y en la de tercer grado (grave), nueve por ciento o más.

Obviamente, hay otros síntomas. Por ejemplo, la Estrategia de Atención Integrada de las Enfermedades Prevalentes de la Infancia (AIEPI) revela como indicadores clave:

  1.  Ojos hundidos.
  2.  Beber ansiosamente.
  3.  Irritabilidad.
  4.  Turgencia anormal de la piel (capacidad para cambiar de forma y retornar a la normal).
  5.  Decaimiento.

Instituto Mexicano del Seguro Social, por su parte, indica que también puede haber ausencia de lágrimas o cambios en la coloración y cantidad de la orina.

¿Quiénes son los más susceptibles a deshidratarse? Los niños que en 24 horas tienen dos o más vómitos o más de cinco evacuaciones líquidas, así como los menores que no recibieron líquidos suplementarios durante estos episodios.

Cabe señalar que los niños menores de un año, particularmente menores de seis meses; y los lactantes con bajo peso al nacimiento son especialmente susceptibles a deshidratarse.

Para evitarlo, la Organización Mundial de la Salud, OMS, y el Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, recomiendan la Terapia de Rehidratación Oral (TRO) a base de soluciones de Sales de Rehidratación Oral (SRO); es decir, sueros de grado médico, como tratamiento estándar para niños con primer y segundo grado de deshidratación. Estas soluciones son más efectivas que el agua en 95% de los casos porque contienen el balance ideal de agua, glucosa y electrolitos.

Si en los episodios diarreicos iniciales en el hogar se emplea la Terapia de Rehidratación Oral de manera preventiva puede reducirse hasta un 60 por ciento la tasa de admisión hospitalaria y los costos del tratamiento, por no decir la disminución de la mortalidad infantil.  

Una recomendación de OMS y UNICEF para elegir las Sales de Rehidratación Oral o los famosos sueros orales es que sean de grado médico, de baja osmolaridad y que contengan cuatro ingredientes básicos: glucosa, sodio, potasio y citrato trisódico.

¡Cuida la salud de tus hijos! ¡Llévalos regularmente al pediatra y vigila su alimentación!

*Licenciada en Nutrición con especialización en Nutrición Deportiva.

Referencias:

Manual de tratamiento de la diarrea en niños, encontrado en:

https://iris.paho.org/bitstream/handle/10665.2/51588/9789275329122_spa.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Prevención, Diagnóstico y Tratamiento de la Diarrea Aguda en Niños de Dos Meses a Cinco Años en el Primero y Segundo Nivel de Atención, encontrado en:

http://www.imss.gob.mx/sites/all/statics/guiasclinicas/156GER.pdf

Enfermedades Diarreicas Agudas (EDAS), encontrado en:

https://www.gob.mx/salud/articulos/enfermedades-diarreicas-agudas-edas

Tratamiento clínico de la diarrea aguda, encontrado en:

https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/70201/WHO_FCH_CAH_04.7_spa.pdf?sequence=1

Deja un comentario