¿Cómo leer la tabla nutrimental de una bebida?

Por: Q.F.B. Fernanda Castro Pantoja*

La información nutrimental de alimentos y bebidas ha tomado relevancia a partir de los problemas de salud a los que nos enfrentamos en México, donde las Enfermedades Crónicas no Transmisibles (ECNT) como diabetes, obesidad e hipertensión representan un grave problema de salud pública.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 (ENSANUT), 75% de la población de 20 años o más tiene sobrepeso u obesidad, cifra que pasó de 71.3% a 75.2%, de 2012 a 2018. Las entidades con mayores porcentajes de población de 20 años y más con diagnóstico previo de diabetes son Campeche, con 14%; Tamaulipas e Hidalgo, con 12.8%; Ciudad de México, con 12.7%; y Nuevo León, con 12.6%.

El incremento de las ECNT en la mayoría de los países de América Latina, incluido México, y de la morbilidad asociada con la mala alimentación, ha justificado poner en práctica acciones en la industria de alimentos y bebidas, así como políticas públicas que informen al consumidor sobre si los productos que consume son o no son saludables.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la tabla de información nutrimental para alimentos y bebidas es una de las acciones que más ha beneficiado, pero es importante conocer sus componentes y aprender qué significan los números que la componen:

  1. Se refiere a las porciones; indica el tamaño y cantidad contenidas por envase. El tamaño de la porción es la clave para los datos contenidos en la etiqueta. La información nutrimental se basa en una porción del producto como las calorías, el sodio y la fibra. Esto quiere decir que si tomas dos porciones de alimentos o bebidas estarás consumiendo el doble de las calorías y obteniendo dos veces la cantidad de los nutrimentos. Existen algunas bebidas que contienen calorías vacías, es decir, no aportan nutrientes únicamente energía.
  2. Indica las calorías (kcal). Estas son la cantidad de energía total que nos aporta una bebida en particular; lo que está indicado en el etiquetado equivale a una porción.
  3. Se refiere al porcentaje (%) de valor diario (VD). Es una guía general para ayudar a relacionar los nutrimentos de una porción de una bebida con su contribución en la dieta total diaria.

4 y 5. Alude al porcentaje de valor diario (%VD). Este nos ayuda a determinar si un alimento   es alto o bajo en nutrimentos.

Conocer lo anterior te ayudará a tomar mejores decisiones alimentarias. Por ejemplo, para hidratarte opta en primer lugar por agua natural; pero si necesitas reponer lo que pierdes al sudar, al exponerte al calor intenso o por vómito o diarrea, lo mejor es elegir un suero oral de grado médico.

Esta solución debe tener el balance perfecto de agua, electrolitos y glucosa, y estar formulado de acuerdo con las recomendaciones de la OMS.

En este sentido, debes saber que los sueros de grado médico o electrolitos orales no están catalogados como bebidas saborizadas; por lo tanto, no tienen tabla nutrimental. Sin embargo, son la mejor opción para quitar la sed, así como para tratar y prevenir una deshidratación.

Es importante reconocer y diferenciar los electrolitos orales o suero grado médico de otro tipo de bebidas que se ofertan en el mercado y que se pueden adquirir sin receta médica, como lo establece el Artículo 226, Fracción VI de la Ley General de Salud (LGS).

La diferencia de etiquetado radica en los lineamientos que aplican para los diferentes productos: alimentos y bebidas se etiquetan de conformidad con la NOM-051-SCFI/SSA1-2010; mientras que los medicamentos de libre venta, como son el suero grado médico, se etiquetan conforme a la NOM-072-SSA1-2012 que se refiere al etiquetado de medicamentos. Además, estas soluciones deben contar con un Registro Sanitario otorgado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

¡Si tienes dudas consulta a tu médico o acércate con un nutriólogo!

*Asesora en Asuntos Regulatorios con diplomado en Calidad; egresada de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Referencias:

La lectura de etiquetas de información nutrimental. Encontrado en: https://www.medigraphic.com/pdfs/pediat/sp-2018/sp185a.pdf

Secretaría de Salud (SSA), 984, modificación 2020, Ley General de Salud (LGS). Encontrado en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/142_240120.pdf

Uso de la etiqueta de información nutricional para adultos mayores, marzo 11, 2020. Encontrado en: www.fda.gov/Food/ResourcesForYou/Consumers/Seniors

Rehydration Project, April 23, 2014: Low-osmorality Oral Rehidration Salts (ORS). Encontrado en: https://rehydrate.org/ors/low-osmolarity-ors.htm

Deja un comentario