Suero oral con glucosa: aliado contra la deshidratación infantil

En esta temporada de calor, las enfermedades diarreicas o gastrointestinales -causantes de vómito, diarrea y fiebre- son uno de los principales factores de riesgo de deshidratación en los niños, por lo que es importante prevenirla mediante la administración de líquidos y electrolitos orales pediátricos.

Estas soluciones están especialmente diseñadas para prevenir o tratar la deshidratación infantil y, de acuerdo con ensayo clínico aleatorio que encabezó el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) en el Servicio de Hidratación Oral del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, la administración oral bajo supervisión en casos de diarrea aguda es tan segura y efectiva como la administración intravenosa.

Dicho ensayo refiere que la terapia o tratamiento de rehidratación oral es el pilar fundamental de una serie de esfuerzos para reducir la mortalidad por diarrea aguda y que es la fórmula recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), segura y efectiva, para la prevención y tratamiento de la deshidratación por diarrea. Incluso señala que “el medicamento es seguro porque su empleo está exento de todo daño, peligro o riesgo, ya que disminuye la frecuencia y cantidad de vómitos”.

Lo anterior cobra sentido al considerar que la deshidratación en los menores conlleva la pérdida de electrolitos como el sodio, el cloro y el potasio, los cuales son necesarios para que el organismo realice funciones básicas como transmisión de los impulsos nerviosos, contracción de los músculos y regulación del balance de fluidos del cuerpo.

Para saber si un niño está deshidratado en un grado leve o moderado basta evaluar lo que indica la OMS: sed, inquietud o irritabilidad, ojos normales o ligeramente hundidos y, en los lactantes, depresión de la fontanela.

Si el menor presenta estos síntomas hay que reponer los líquidos cuanto antes mediante la ingesta de suero oral pediátrico de grado médico avalado por la Secretaría de Salud (SSA), a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

Estas soluciones contienen una cantidad específica de glucosa que se absorbe en el intestino delgado y que ayuda a transportar al transporte de sodio y agua al interior de las células, lo cual es clave en el proceso de rehidratación celular.

Pueden adquirirse de manera libre; es decir, sin receta médica, según lo establece el Artículo 226, Fracción VI de la Ley General de Salud (LGS), referente a “medicamentos que para adquirirse no requieren receta médica y que pueden expenderse en otros establecimientos que no sean farmacias.”

Si tienes dudas o la deshidratación es severa consulta a tu médico para una valoración de tus pequeños.

Referencias:

Organización Mundial de la Salud (OMS), abril 2011: Tratamiento inicial de la deshidratación en la malnutrición aguda grave. Encontrado en: https://www.who.int/elena/titles/bbc/dehydration_sam/es/

Rehydration Project, April 23, 2014: Low-osmorality Oral Rehidration Salts (ORS). Encontrado en: https://rehydrate.org/ors/low-osmolarity-ors.htm.

Secretaría de Salud (SSA), 984, modificación 2020, Ley General de Salud (LGS). Encontrado en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/142_240120.pdf

Ensayo Clínico del INSP, Hospital Infantil de México, Federico Gómez. Encontrado en: http://saludpublica.mx/index.php/spm/rt/printerFriendly/6363/7682

*Asesora en Asuntos Regulatorios, diplomado en Calidad, egresada de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Deja un comentario